¿Cómo se moderniza un ascensor?

¿Cómo se moderniza un ascensor?

El ascensor es un elemento básico en cualquier edificio. Cumple una doble función: por un lado, el transporte vertical de las personas que viven en él y, por otro, ser pieza fundamental de esa primera impresión que pueda obtener cualquiera que acceda a la vivienda. Un elevador requiere un adecuado mantenimiento y, con el paso de los años, un buen trabajo de modernización puede resultar imprescindible.

Seguridad y comodidad son las dos características fundamentales que ha de reunir cualquier ascensor. Lo más importante es que su maquinaria resulte fiable al cien por cien y si, además, la cabina es confortable y elegante, mucho mejor.

Si vuestra comunidad de vecinos está pensando en modernizar vuestro antiguo ascensor, debéis contar con el asesoramiento de una empresa especializada que pueda informaros sobre las distintas opciones que logren de dejar el ascensor como nuevo incorporando las posibles mejoras que permiten los actuales avances técnicos.

Modernización de la maquinaria de un ascensor

El motor y los distintos componentes técnicos que dan forma al engranaje del elevador son la base de su buen funcionamiento. Problemas frecuentes como fallos en la parada o arranque de la cabina, velocidad irregular o consumo energético excesivo pueden indicar que vuestro ascensor necesita la sustitución de algunos elementos básicos o incluso una modernización total.

Actualmente existen distintos tipos de motores: de inducción, de imán, de corriente directa o alterna… y cada uno de ellos es adecuado para un tipo de ascensor determinado, atendiendo, especialmente al peso que ha de soportar en cabina y a la distancia de recorrido en cada trayecto. La adecuada potencia del motor hará que el resto de elementos básicos como poleas, cables, frenos o rodamientos funcionen  a la perfección, garantizando la seguridad y evitando averías frecuentes. Sustituir un viejo motor por uno más moderno, incluso “ecológico”, que se adecue perfectamente al edificio y a las necesidades de los vecinos, es una inversión que siempre compensa.

La cabina, también se renueva y mejora su estética

Aunque, sin duda, la seguridad es lo más importante, también el aspecto de la cabina influye en la comodidad y en el hecho de que el ascensor sea un elemento representativo del edificio. En el proceso de modernización, existen numerosas opciones para disponer de un elevador elegante que encaje perfectamente con el estilo del conjunto arquitectónico.

La estética tendréis que elegirla entre todos los vecinos y tenéis multitud de posibilidades para que quede al gusto de todos. Paneles en madera para lograr un aspecto confortable y acogedor; en acero para un acabado moderno y funcional, con espejos para lograr sensación de mayor amplitud o con luces estratégicamente situadas para crear un ambiente agradable en cada trayecto.

En la actualidad, el diseño de cabinas de ascensores cuenta con un sinfín de recursos para lograr espacios que se adaptan a todos los estilos.

Junto a los aspectos estéticos, hay que tener en cuenta algunos elementos q

ue hacen el interior de la cabina más seguro y funcional, contribuyendo a un óptimo acabado. Las barras y pasamanos, fundamentales para ir sujetos en todo momento, las botoneras de diseño innovador, o las luces de suelo en originales tonalidades son algunos detalles que también hay que incluir a la hora de plantearos la modernización de vuestro ascensor.

una empresa especializada

Leave a Comment