Resguardar lo que más nos importa es una de las prioridades en nuestra vida. Familia, amigos, salud, hogar, nos dan el empuje para seguir adelante. Por este motivo, es fundamental dar la mayor seguridad a nuestro entorno y en especial si hablamos de la vivienda, los negocios, etc., y, para ello, nada mejor que colocar una cerradura invisible.

Protección garantizada con Remock Lockey

En el lugar en donde habitamos se encuentra guardado lo fundamental de nuestras vidas, la familia; es decir, los seres queridos que más amamos y su seguridad personal tiene prioridad por encima de cualquier cosa. En tal sentido, es necesario proteger las entradas que tiene el hogar como puertas, ventanas y balcones, para tener una amplia sensación de tranquilidad.

Y la cerradura invisible Remock Lockey es una de las alternativas que se encuentra en el mercado local que evita entradas forzosas de extraños a nuestros espacios privados. Sabemos que existe gran variedad de sistemas de cerrajes, sin embargo, todo dependerá del presupuesto que tengamos. Y aunque no lo crea, este tipo de cerraduras son bastante asequibles.

Seguridad efectiva con cerraduras invisibles

¿Qué nos ofrecen las cerraduras invisibles?

Remock Lockey cuenta con cerraduras invisibles que pueden ser colocadas en cualquier lugar que requiera de protección, como ventanales, puertas principales y traseras, cajas fuertes, balcones, patios y jardines, donde sea que se tenga una entrada o salida.

Sus presentaciones tienen ventajas y cuentan con características muy similares entre un modelo y otro. Cada dispositivo tiene garantía de 3 años ante cualquier defecto de fábrica.

La RLK4G y la RLP4W Pro vienen en colores blanco, dorado (o metal) respectivamente, y pesan unos 998 kg, la diferencia es su tamaño. La primera tiene una dimensión de 14.9 x 8.4 x3.5 cm y la Pro es de 15.1 x 8.4 x 4.1 cm.

Las cerraduras invisibles Remock Lockey traen 4 mandos a distancias que poseen un alcance de 10 metros aproximadamente. Algo que debemos destacar es que el kit conector puede configurarse con hasta 16 dispositivos adicionales de control remoto y en caso de perderse alguno, se reconfigura el resto otra vez. Por otra parte, es factible activar a más de uno con un mismo mando.

Uno de los beneficios es que son muy fáciles de instalar y si requiere ponerse en superficies como vidrio, vienen con una placa de fijación con adhesivo extrafuerte 3M que se adhiere de manera firme y segura. El uso aproximado de las baterías alcalinas doble A que utiliza es de unos 10 meses.

Otro punto a mencionar es que no es visible desde el exterior por sus componentes imperceptibles. Además, no puede forzarse (método bumping) o violentarse con palancas u otros métodos de fuerza. Podríamos afirmar que se trata de una cerradura inviolable.

Fuente del vídeo: Bricomanía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!