Aire acondicionado portátil pequeño: lo que nunca te contaron.

 

En los últimos tiempos, los veranos cada vez son más calurosos y vergonzosos. Si hasta hace un tiempo los ventiladores eran la solución más popular, cada vez más familias españolas han decidido últimamente adquirir un aire acondicionado portátil pequeño.

¿Y quien los culpa? Los ventiladores no hacen otra cosa que mover el aire y gozar de una temperatura agradable, al menos en casa, es algo totalmente esencial cuando las temperaturas exteriores superan los 30°C y el calor húmedo de la ciudad se vuelve inaguantable.

Sin embargo, un aire acondicionado tradicional no siempre y en toda circunstancia es la solución ideal.

Primeramente, requiere una instalación en la pared que ha de ser realizada por profesionales y, por consiguiente, puede suponer costes auxiliares notables, aparte del precio del propio aire acondicionado. Decidir adquirir un acondicionador prosigue siendo un gasto que no debe ser subestimado y tener que añadir más dinero puede comenzar a pesar demasiado al final del mes.

Por último, la instalación de un climatizador clásico incluye elementos externos que pueden afectar a la estética de un edificio. Esto es a menudo un inconveniente en comunidades donde la instalación de aire acondicionado exterior está prohibido. Además, algunos modelos pueden ser bastante estruendosos, atrayendo la ira de los vecinos que pueden encontrarse delante de la ventana del dormitorio el motor y los componentes externos de su aire acondicionado.

¿Por qué es mejor un aire acondicionado portátil pequeño  y antes que uno fijo?

Las ventajas de un aparato de aire portátil pequeño sobre su contraparte fija son diferentes, y si ciertos son bastante obvios (como poder moverlo) otros lo son menos, en especial en los ojos de aquellos que jamás han tenido un acondicionador de aire en la casa.

Veamos cuáles son las ventajas de un aire acondicionado portátil pequeño sobre uno fijo:

  • Se puede mover: un aire acondicionado portátil pequeño se puede poner en diferentes habitaciones dependiendo de donde estemos, mientras que el aire acondicionado fijo enfría una y sólo una habitación.
  • Es más económico que un acondicionador fijo, tanto en el instante de la adquisición como en concepto de costes de instalación. De hecho, la instalación de un accesorio fijo puede tener costos de instalación que pueden aun igualar ésos del dispositivo solamente, mientras que el aire acondicionado portátil pequeño se puede poner en el hogar aun gastando cero.
  • El acondicionador de aire portátil pequeño puede ser instalado en cualquier edificio, a diferencia del fijo; en las estructuras históricas, o bien en algunas casas alquiladas, este último no puede ser instalado.
  • La reparación del acondicionador de aire portátil pequeño cuesta poco, en comparación con un acondicionador de aire fijo; además de esto, para el fijo el técnico debe venir a nuestra casa, al tiempo que el portátil puedes llevarlo mismo y ahorrar mucho dinero.
  • El acondicionador de aire portátil pequeño  puede ser fijo, si es necesario, mas jamás lo opuesto. En determinadas situaciones, al conectar la manguera portátil a una salida de aire, el aparato se fija; por otro lado, la manguera fija nunca puede volverse portátil.El climatizador portátil pequeño puede mudar de manera fácil de edificio, sobre todo si nos mudamos mucho y deseamos mudarnos a otra casa algún día; para los fijos, no obstante, no siempre es de este modo, y corremos el peligro de hacer una inversión que, tal vez, tras un año se vuelve totalmente inútil debido a la reubicación.

Leave a Comment