Suelo radiante y su eficacia frente a otros métodos

Aunque parece que el frío va dejando paso a la primavera, el duro invierno ha supuesto, como en años anteriores, temperaturas muy bajas de las que debemos refugiarnos antes de que comience la temporada siguiente. Y es que aunque todas las viviendas cuentan con algún medio de calefacción, algunos ya no son rentables porque no ofrecen las funcionalidades exigidas o porque su consumo energético es muy elevado. En este contexto se perfecciona el sistema de suelo radiante de http://sueloradianteprecio.com para ofrecer ventajas añadidas frente a los métodos tradicionales.

 

Y es que este sistema proporciona la comodidad de disponer de suelos tibios y elimina los molestos radiadores que reducen espacio y acumulan polvo, dando lugar a alergias. Al ser una instalación invisible, no hay corrientes de aire ni obstáculos peligrosos como son las aristas de los radiadores para niños o ancianos. Además, en función de las pérdidas de calor de cada habitación, el sistema libera calor por las paredes, lo cual aumenta la sensación real de confort.

 

Al usar termostato, se controla la climatización por zonas conforme a los usos habituales. Y si se mantiene sin interrupción termina siendo muy eficaz energéticamente y en términos de ahorro. Tanto la opción por agua como la eléctrica, tienen en cuenta la temperatura resultante de relacionar dimensión de la superficie del pavimento y la temperatura exterior del ambiente, por en lo que hay diferencias y debe considerarse para decidirse por una opción u otra, es por el tipo de energía disponible en cada caso. Conviene tener en cuenta el sistema de aerotermia que emplea el aire exterior para calentarlo a través de una bomba que lo hace circular en el interior del local. Sin embargo, los dos primeros son los más extendidos.

 

La variante de este sistema por agua necesita de caldera que caliente el agua y esto permite usar diferentes fuentes de energía como la solar térmica o la geotérmica, además de la electricidad. Las energías residuales son más baratas una vez disponibles en el edificio y serían la mejor opción si la zona o el edificio cuentan con la acometida o instalación previa.

 

De hecho, en Helsinki, Finlandia existe una calle donde aprovechando las corrientes de aguas termales subterráneas, el suelo radiante público es una realidad. Lógicamente se instaló con la idea de derretir más eficazmente el hielo y proporcionar la solución a los viandantes. Sin embargo, no queda ninguna duda de que este método es el más eficaz por sus innumerables ventajas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *