Avaluo de propiedades: el valor de una vivienda

 

 

Una vivienda es, ante todo, un hogar. Ese es su principal valor. Pero más allá del valor subjetivo, una vivienda es un bien inmueble, algo con valor. Y tanto si vas a comprar una vivienda, como si estás pensando en venderla, necesitas saber cuál es su valor real en el mercado. Es en esto en lo que te ayudará un avaluo de propiedades.

¿Qué es un avaluo de propiedades?

 

avaluo de propiedades

De manera sencilla: es una tasación. Es un estudio completo, exhaustivo, teniendo en cuenta todos los factores que afectan al precio final de la propiedad:

 

  • Situación del mercado inmobiliario
  • Características del inmueble
  • Estado del mismo
  • Etc

El resultado de este estudio es información de primerísima calidad respecto al valor real de una propiedad, lo cual resulta indispensable tanto para un comprador como para un vendedor.

 

Independiente, mejor

avaluo de propiedades El problema que encontramos muchas veces es que la tasación no es neutral. Si un banco está interesado en comprarte la casa y te envían a sus tasadores para el avalúo de la propiedad, es presumible que esos tasadores proporcionarán una información más favorable para el banco que para el vendedor particular.

Por eso es buena idea acudir a empresas independientes que se encarguen de tasaciones y avalúos, ya que así te garantizas que la información obtenida se ajusta a criterios reales, y no a intereses de una parte.

Estos avalúos independientes te proveen de un documento privado, al que solo tú tienes acceso, y que te permite negociar en mejores condiciones que a ciegas: si la otra parte pone la información, tú siempre saldrás perdiendo.

Es conveniente, por supuesto, asegurarse de la profesionalidad y la experiencia de estas empresas, ya que una información errónea resultaría perjudicial para tu operación.

 

El precio justo

avaluo de propiedades De lo que se trata es de estar tranquilo. En el mundo de hoy es difícil confiar, y las transacciones acaban siendo injustas en demasiados casos. Pero el mercado tiene unos datos objetivos, y los inmuebles, un valor objetivo. ¡Asegúrate de conocer el valor real de ese inmueble antes de negociar en un sentido u otro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *