Restaurar muebles antiguos para conseguir piezas únicas

 Siempre ha sido una actividad presente entre los amantes de las antigüedades y las manualidades. A medio camino entre la artesanía y el mundo artístico, dedicarse a restaurar muebles antiguos es tarea de pocos aficionados o profesionales. Sin embargo, cualquiera puede lanzarse a la aventura de restaurar una pieza de mobiliario antigua si le pone dedicación, cuidados y técnica necesaria para recuperarlo como pieza útil. Lo más importante es disponer de dicha pieza, lo cual no siempre es posible pero puede adquirirse.restaurar-muebles-antiguos

Pero si se trata de muebles simplemente antiguos que estaban en el desván sin valor artístico pero sí estético y sentimental, el sistema DIY (do ityourself) es infalible a poco que se le preste atención a los métodos. En el caso de ser propietario de un mueble antiguo de cierto valor o nulo pero que quiere ser rescatado como mueble para utilizar o ser expuesto, caben dos opciones: llevarlo a un especialista en restauraciones o intentarlo por uno mismo. Los resultados en el caso de la pieza con valor, en buena lógica, pueden no ser los mismos y eso debe tenerse en cuenta.

Pero tratándose de muebles de otras épocas, o que pueden estar rotos, desportillados o envejecidos o maltratados, las técnicas para devolverles el buen aspecto y utilidad están disponibles para los usuarios en bastantes páginas web. Sin embargo, cuando se trata de la restauracion de obras de arte la cosa cambia, y es que estas piezas deben tratarse de una manera especial para la conservación de las mismas, por lo que en estos casos, conviene recurrir a profesionales expertos.

Gracias a que la decoración de interiores en la actualidad nos permite ser muy creativos y combinar estilos, los trabajos de restauración son una posibilidad más y muy original. Nos permite devolverles protagonismo a esos muebles de la familia que un día se desecharon al hacer una reforma, recuperar recuerdos de épocas pasadas y cambiar por completo la decoración de la casa, una segunda vivienda o la oficina.

Así pues, al aprender a restaurar muebles antiguos o encargando esta tarea a los profesionales se pueden obtener piezas únicas que no se consiguen en ninguna tienda, ya que se adaptan a los gustos de quien las encarga y según sus preferencias. De esta manera, y como en decoración no existen límites, se logran los objetivos de los que desean convertir su casa en el lugar más acogedor en el que estar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *