Cortinas de cristal a medida

Es el caso del aluminio y pvc pintado, cromado, lacado y de imitación a madera. Pero también puede utilizarse madera, algo que no termina siendo lo más práctico precisamente.

 

Los usuarios de la capital buscan la estética pero también lo funcional. Y en la búsqueda se van a encontrar con el sistema más moderno de cerramientos, las llamadas cortinas de cristal, una instalación que basa el protagonismo en el vidrio sin perfiles, una solución muy en línea con ganar luminosidad sin perder estética y que podrás encontrar en www.l5sl.com

 

Ideal para aislar del exterior áticos, terrazas, ventanas, escaleras y entradas de portales, piscinas climatizadas y cuantos lugares al aire libre se decida habilitar para uso indiscriminado durante todo el año.

 

El sistema tradicional de cerramientos metálicos continúa estando vigente y los profesionales del sector trabajan estos y realizan la instalación conforme el cliente solicita y el instalador planea y plantea a sus clientes. Pero la facilidad de instalación, la rapidez y la limpieza que supone contar con las cortinas de cristal, merece la pena tenerlo en cuenta. Sobre todo porque aumenta el aprovechamiento de la luz diurna, son fáciles de limpiar y ofrecen toda la seguridad para la completa tranquilidad de los usuarios.

 

Fuera de la capital, en viviendas unifamiliares, las cortinas siguen siendo igualmente solicitadas para cerrar porches, terrazas, piscinas, pérgolas y cenáculos en jardines y entradas con escaleras, entre otros espacios exteriores que se quieren convertir en útiles pero protegidos.

 

Y es que disfrutar de las ventajas de la visión exterior mientras afuera llueve o nieva pero el usuario desayuna en la terraza o el porche, es algo perfectamente accesible gracias a las cortinas de cristal.

 

Recurriendo a esta novedosa apuesta por aislar zonas descubiertas, se abre un interesante panorama para el usuario tanto en el plano práctico como estético. Ya que renunciar a disfrutar de un porche o terraza en invierno, limita posibilidades.

 

De esta manera, se produce el efecto contrario, aumentando las opciones de disfrutar en casa durante todo el año de las vistas y el contacto físico o visual dependiendo de la climatología. Pero sin renunciar a nada. Sin marcos de aluminio y con paneles de cristal abatibles o deslizables, el concepto de confort y habitabilidad adquiere una nueva dimensión en el hogar. Pero también en lugares públicos como hoteles, restaurantes o cafeterías, la nueva concepción del ocio en cualquier fecha del año sin temor a la climatología adversa.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *