Conoce las ventajas de usar halógenos LED

El uso de lámparas y halógenos LED son de consumo masivo, debido a que tanto en casas, como piscinas, escaparates de tiendas, armarios de cocina, museos e incluso los juguetes cuenta con puntos de luz de este tipo.

halogenos led bnlEsto se debe a sus múltiples beneficios. En primer lugar porque significa un ahorro en el presupuesto, debido a que disminuye el consumo eléctrico de  forma bastante significativa, ya que consumen hasta un 80% menos que las bombillas incandescentes.

Pero hay muchas otras ventajas, por ejemplo son mucho más ecológicos que las bombillas tradicionales, asimismo contaminan mucho menos al no contener mercurio y tampoco tungsteno, esto hace que las emisiones de dióxido de  carbono se reduzcan hasta en un 80%.

Los halógenos LED son más seguros porque al no emitir calor las personas no corren riesgo de quemarse al manipularlos y lo mejor es su larga durabilidad, la media de vida de un halógeno LED es alrededor de 15 años, lo que se traduce en unas 40.000 horas de luz.

También son más resistentes a las altas temperaturas, aguantan mejor los ambientes húmedos que las incandescentes y soportan mejor las vibraciones.

Otra de sus características es que el encendido de los halógenos LED es instantáneo y además proporcionan una mejor visión, las lámparas LED reproducen fidedignamente toda la gama de colores. Y como además hay un variado surtido de tonos de luz pueden adecuarse a todos los ambientes.

Instalación y variedades de bombillas

Lo mejor de todo es su fácil instalación, una característica muy importante a la hora de elegir la iluminación de su hogar o su negocio. Debido a que no varía en absoluto con la instalación de una bombilla incandescente, con la salvedad que los halógenos LED no queman ni cuando están recién apagados.

Solo tenga en cuenta que para cambiar su foco LED sólo tendrá que estar al pendiente de su voltaje y también su tipo de anclaje igual que en las bombillas.

Con los halógenos LED puedes elegir entre tres tipos de luz blanca diferente que podrán ir acordes al ambiente donde tienes pensado colocarlas. El blanco puro que es ideal para lugares como la cocina, sitios de trabajo o para los cuartos de baño.

Por su parte, el blanco frío se suele poner en lugares oscuros que requieren mucha luz como los trasteros o garajes y el blanco cálido que está ideado para lugares en los que sólo queremos tener una luz ambiente como en las habitaciones o en el salón.

En resumidas cuentas, se trata de un producto con muchas ventajas y con una amplia de uso debido a la seguridad que proporciona, rendimiento y adaptabilidad al ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *