Cambiar bañera por ducha, una forma de empezar a reducir el estrés

El estrés nos hace tener prisa en todo lo que realizamos, incluso en aquellas cosas que forman parte de nuestra diversión y relajación, olvidándonos también de nuestro entorno. Esto nos hace sentir mal y aun mucho más estresados, ya que para nadie es agradable vivir en un lugar viejo y sucio. De manera que  cambiar bañera por ducha o cambiar aquellos muebles que ya no son tan modernos es una forma de empezar a preocuparnos por nosotros mismos.batch 5964 cambiar bañera por ducha

Muchas personas estarán preguntándose ¿Por qué el entorno me causaría estrés y malestar? Y es que la manera en que organizamos nuestros espacios inmediatos y en cómo están decorados influye significativamente en la forma en que enfrentaremos el día a día.

Un hogar limpio, ordenado y decorado con objetos bonitos y modernos mejora nuestro estado de humor por lo que llevaremos los días alegres y activos para lograr nuestros objetivos. Sin embargo, un hogar sucio, desordenado nos causa estrés así que nuestra productividad en el trabajo o la universidad no será la esperada.

Organiza tu hogar y sé una persona más feliz

Para reducir el estrés y mantener nuestros espacios del hogar en perfecto orden es necesario seguir los siguientes tips:

  • Haz limpieza de armario, aparta la ropa que no uses o que esté muy vieja y dónala en algún centro de ayuda
  • Desecha objetos que estén viejos y en mal estado como muebles, sillas, camas, y entre otros.
  • Organiza en cajas todas aquellas cosas que se vean a simple vista, simplificar los espacios da la impresión que están limpios y ordenados.
  • Pinta una vez al año todas las habitaciones del hogar, puesto que en la medida que convivimos en estos espacios las paredes se ensucian con marcas de las manos y muebles, entre otros.

Debemos tener en cuenta que mantener nuestros espacios en orden y agradables no solo evitará que estemos estresados, ayuda significativamente a tener una buena salud y un estado de ánimo mucho más alegre y entusiasta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *